Choca un tronco con un monje

Hola cariño, soy papá

Hoy te quiero contar una breve historia sobre dónde encontrarás la ira.

Había una vez un monje, que le encantaba pasar tiempo a solas y en silencio.

Un día decidió coger un bote e irse al medio de un lago a meditar.

Para estar tranquilo.

El caso es que cuando llevaba un rato meditando en su bote sintió un gran golpe que lo sacó de su meditación.

Lleno de ira abrió los ojos buscando al culpable, pero solo encontró un lago en calma y un tronco que había chocado con el bote.

Bueno.

Lo que el monje vió fue un gran contraste.

Por un lado, un lago completamente en calma

Y por el otro, un estado interno lleno de ira e impaciencia.

Así que de lo que se dió cuenta es que la ira, el enfado, estará siempre dentro de ti.

Y solo tú puedes gestionar eso.

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio