LAS 4 FORMAS DE RESPONDER A UNA PREGUNTA

Hola cariño, soy papá

Hoy te quiero hablar de las formas que hay de responder a una pregunta.

Por un lado puedes dar una respuesta larga.

Cuidado con dar justificaciones no pedidas.

Son fáciles de detectar pero también son fáciles de dar.

Es cuando das más explicaciones de la cuenta.

No por la otra persona,no.

Si no por ti.

Para justificarte.

Para validarte.

Así que mucho ojo con esas.

Luego tenemos las respuestas cortas.

Suelen ser monosílabos.

Yo las suelo usar a menudo.

Y es complicado.
Porque muchas veces quieres decir más.

Pero recuerda, no des justificaciones que no te han pedido.

Luego puedes responder con preguntas.

Muy útil para continuar la conversación o para sacar más información.

Porque es muy distinto lo que la gente dice que quiere a lo que quiere realmente.

Y por último, la más difícil de todas, el silencio.

Y se usa para no validar la pregunta.

La usarás para esas preguntas que sabes que, respondas lo que respondas, no va a ser bueno.

O cuando no queiras validar la pregunta.

Es decir, cuando la pregunta no sea cierta.

Esta es complicada.

Porque mucha gente te dirá o pensará “el que calla otorga”

Pero normalmente estás en una situación donde da igual lo que digas… no vas a convencer a la otra persona.

Es más, es imposible convencer a un adulto (al menos en un período de tiempo razonable)

Así que solo te queda el silencio.

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio