Lo que me enseñó el cambio de usuario de windows

Hola cariño, soy papá

Hoy te quiero hablar de la fase de la cueva de los budistas, que consiste en alejarte de aquello que no te va bien y, para ello, te voy a poner un ejemplo muy simple.

Verás.

Cuando meto el pin en el ordenador, éste entra con mi usuario.

El caso es que tengo la manía de meter los números y luego pulsar la tecla intro

Con lo cual, además de entrar, me abre la ventana del explorador de internet

¿Y cuál es el problema?

Pues que ese explorador, por defecto, te enseña un montón de titulares y noticias

OJO

Que están diseñados para captar tu atención y tu curiosidad

Y es complicado resistirse todos los días

No digo que algún día no te resistas

Pero todos, todos, es complicado

Así que lo que yo hago es no dejar que esa ventana se cargue

Porque sé que no puedo ganar

Algunos días sí

Otros no

Y no quiero estar jugando a la lotería

A lo que me refiero es que si hay algo que haga que te pierdes en él

Ni lo abras

Aléjate todo lo posible

Encuentra tu cueva donde tú y solo tú eliges qué puede entrar en ella

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio