Cómo lavar más de 500 platos en una noche sin morir en el intento

Hola cariño, soy papá

Hoy te quiero contar una historia que es probable que te ayude cuando tengas una tarea que te parezca imposible de hacer en algún momento.

Un monasterio aceptó a un aprendiz ya entrado en años.

En los monasterios las tareas se reparten entre todos y ese día le tocaba al nuevo lavar los platos.

Tras cenar, se fue a la cocina para ponerse a limpiar.

El caso es que no paraban de llegar platos y más platos.

Se iban acumulando en una torre hasta arriba

Al rato dos torres ya

No paraban de llegar monjes con platos y acumularlos en torres

El aprendiz no se lo podía creer y preguntó a uno de los monjes cómo se suponía que iba a lavar todos estos platos, ¡¡debía de haber por lo menos 500!!

El monje, sereno, contestó que no tenía que lavar los 500. 

Solo tenía que lavar el que tenía en sus manos en este momento.

¿Qué tienes ahora entre manos que te parece imposible de hacer?

Que te parece inalcanzable

No tienes que hacerlo de golpe

Descomponlo en trozos más pequeños

Y esos trozos en otros más pequeños

Hasta que no puedas hacerlo más pequeño

Y haz uno

Te quiero hijo. Por siempre.

Cómo dormir bien por las noches

Hola cariño, soy papá

Hoy te comento algo que te ayudará a dormir bien por las noches.

Y no, no tiene que ver con tener un hijo.

Yo antes dormía poco la verdad, pero gracias a ti he descubierto el placer en el sueño.

El truco es muy sencillo.

Y, normalmente, como todo lo sencillo, en realidad es muy complicado de llevar a cabo.

Y consiste en estar haciendo todo lo posible.

Es decir, por un lado tienes lo que no depende de ti, y por el otro lo que depende de ti.

Pues de la parte que depende de ti, ¿estás haciendo todo lo posible?
Ojo, que dormir PERFECTAMENTE puede significar estar haciendo todo lo posible.

Que descansar también.

Que pasar tiempo con tus amigos también.

Cambia tu forma de pensar, de ver las cosas.

En vez de martirizar todas las noches por hoy me he ido a tomar un café con un amigo cuando podría haber hecho esto o aquello…

Piensa

Bueno, eso me ha permitido relajarme, que mi subconsciente trabaje en otras cosas.

Me ha proporcionado claridad y paz por ejemplo

Mira

A veces nos aferramos a la existencia de algo

Le agregamos valor

Y luego pensamos que nuestra felicidad dependa de que cierto resultado ocurra.

Bueno

Saca de ahí la felicidad y métela en

“Estoy haciendo todo lo posible”

Repítelo

Repítelo todos los días, cuando te acuerdes

Y enfoca todo para que así sea

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio