Observo una nube y se transforma en un conejo

Hola cariño, soy papá

El otro día estaba tranquilamente mirando al cielo.

Había una nube blanca y esponjosa.

Solo había una.

Y, a los 3 segundos de observarla se convirtió en un conejo.

Yo ya no veía una nube.

Veía un conejo.

Es decir.

La nube seguía ahí.

Pero para mí tenía la forma de conejo.

Y esto mismo, que parece una tontería, es lo que hago contínuamente con toda la gente que me cruzo.

Gente compleja.

Complejísima por dentro.

Y voy yo y le pongo una etiqueta.

Gracioso.

Vago.

Torpe.

Trabajador.

Reduzco a la gente a una etiqueta.

O un par.

Y encima se la suelo poner de por vida.

Como si el que un día me pareció gracioso fuese a serlo durante 50 años más.

Lo que te quiero explicar es que tengas cuidado cuando pongas etiquetas.

Que están bien, ojo.

Pero ten en cuenta que son eso, cosas que tú ves.

La nube, es una nube.

Pero yo veo el conejo

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio