Se me saltaron las lágrimas escuchando esta frase en una película

Hola cariño, soy papá

El otro día estaba viendo una película bélica.

Una en la que había una guerra.

Y estaban dos soldados en una trinchera y uno le dijo al otro:

“Cada palmo de tierra que le arrebatamos al enemigo, es un palmo de tierra que estamos más lejos de casa”

Y me inundó una sensación de vértigo

De no tener donde agarrarme

Mira hijo.

Habrá días que pienses que no has logrado nada.

Que no has avanzado

Que no estás donde debes estar

¿Y sabes que pasa?

Que te estás comparando con lo que no te debes comparar

Te estás comparando con tu amigo el del Mercedes

Te estás comparando con tu vecino que es CEO de no sé qué empresa

Ahora te digo yo

¿Cuántos palmos de tierra has avanzado desde que saliste?

¿desde que empezaste a caminar?

Esos palmos que te han costado sudor, sangre y lágrimas

¿Cuántos has dado hasta llegar hasta aquí?

Esos palmos te han alejado de algo.

De donde empezaste

De cómo eras hace 10 años

O hace un año.

O ayer.

Esos palmos son tuyos y de nadie más.

Nadie salvo tú se los ha arrebatado a la vida

Y si pensar esto no te da vértigo

Y ganas de ganar otro palmo

MUEVE EL CULO

Te quiero hijo. Por siempre.

Algo raro ha sucedido. Por favor inténtalo de nuevo.
¡Bienvenido!

Consejos (NO solicitados) de un padre a su hijo Alejandro…

Por cierto, tengo una newsletter …


En ella escribo un email diario donde cuento historias, anécdotas, algún que otro aforismo (ya sabes, esas frases tan chulas que podrías hacer camisetas o tazas)

y recomiendo cosas.


¿Y para qué te puede servir todo eso?

Pues, principalmente, para que aprendas a pararte.


Párate,observa y reflexiona.

Este será tu momento.

Un momento que te regalas, porque te quieres mucho.



No te preocupes,que el mundo seguirá dando vueltas cuando hayas acabado.


Te puedes apuntar dejando tu email en la caja de ahí abajo.

Te puedes dar de baja siempre que quieras.


Además te envío un archivo con las dos preguntas que, si te las haces constantemente, te ayudarán a tomar mejores decisiones.


No buenas decisiones.


Sino mejores decisiones.


¿Y lo mejor? 


que no se me han ocurrido a mí.


Se le ocurrieron a Epicteto, un gran filósofo estoico.

Y si han funcionado durante dos mil y pico años a miles y miles de personas.


Raro es que no te funcionen a ti…


Scroll al inicio